El término «co-living» se utiliza para referirse a cosas muy diferentes, pero todas relacionadas con la idea de compartir los espacios vitales. Para algunos, se trata de una tendencia nueva y en alza, pero aún muy joven, que está atravesando el mercado inmobiliario internacional. Para otros, se trata de una realidad que ya es muy concreta, representada por las residencias de estudiantes (PBSA), donde muchos jóvenes comparten espacios y la vida cotidiana, creando verdaderas comunidades.

En esta breve guía, abordaremos el tema de la eficiencia y la seguridad de estas realidades. Ya sea que se trate de residencias estudiantiles, un modelo de negocio muy trillado que se enfrenta a la necesidad de renovarse, o de tendencias más avanzadas en la inversión inmobiliaria.

COMPARTIR ESPACIOS Y NEGOCIOS

La vida en un espacio de co-living tiene las características de la vida en comunidad, una comunidad de la era digital. Hablamos de comunidades digitales porque lo que tienen en común los protagonistas de la moderna economía colaborativa es una vida gestionada a través de herramientas digitales (en primer lugar, el smartphone).
Desde los nativos digitales (o la generación Y) hasta los nómadas digitales (el trabajo se desplaza con ellos), el público objetivo de las empresas que ofrecen instalaciones en la economía colaborativa es una población joven, que se mueve rápidamente (a menudo por necesidades de trabajo o estudio, ya acostumbrada al co-working), preocupada por los gastos y acostumbrada a modelos de interacción inteligentes. Una empresa que se dirija a este público objetivo debe ciertamente considerar un público muy fluido, pero al mismo tiempo exigente con respecto a los estándares del mercado moderno. Estas son 3 características necesarias para un espacio de co-living, sea cual sea su destino.

  1. Todos los servicios incluidos: desde los servicios de limpieza de las habitaciones, hasta los electrodomésticos, pasando por los eventos sociales, todo debe estar fácilmente disponible
  2. Comodidad y seguridad: la seguridad es imprescindible para sentirse en casa, y los espacios deben ser cómodos para vivir y acceder a ellos
  3. Flexibilidad: el co-living debe ser capaz de acomodar múltiples estilos de vida muy diferentes entre sí, y también debe ser capaz de responder rápidamente a todos ellos

Por qué invertir en co-living

Cómo está cambiando el mercado inmobiliario, entre la tecnología y la demanda

Co-living, cohousing y social housing. Las nuevas tendencias inmobiliarias bien explicadas.

Seguir leyendo

EL NEGOCIO DE COMPARTIR LOS ESPACIOS

Las zonas más atractivas para el co-living son sin duda las metrópolis occidentales y las grandes aglomeraciones urbanas que crecen en el Este. La gran población de millennials se concentra en estas zonas debido a la necesidad de trabajar (o estudiar) y para adoptar estilos de vida de la ciudad. Los centros de estas ciudades acogen a estudiantes dinámicos y jóvenes trabajadores que buscan servicios modernos capaces de satisfacer sus necesidades.
El primer reto para una empresa que quiera ofrecer un co-living de éxito es, por lo tanto, disponer de los recursos necesarios para obtener y gestionar un espacio en el centro de una ciudad como Milán o Nueva York, donde los costes son de los más altos del mundo. Pero donde, al mismo tiempo, el mercado está activo y hay un gran interés por las nuevas soluciones de vivienda. La gestión muy cuidadosa de los recursos y las ofertas es crucial para tener éxito en este campo, combinando la flexibilidad con un flujo de ingresos que permita a la empresa crecer sólidamente. Estos son los componentes clave del negocio del co-living:

  • Unas instalaciones confortables con habitaciones privadas, zonas comunes adecuadas (cocina, zona de descanso) y todo tipo de servicios (desde lavandería hasta gimnasio)
  • Una gestión cuidadosa y flexible de los recursos y los huéspedes
  • Procesos de mantenimiento bien diseñados y eficientes

UNA GESTIÓN MUY CUIDADOSA DE LOS RECURSOS Y LAS OFERTAS ES CRUCIAL PARA EL CO-LIVING

OPTIMIZAR LOS COSTES DEL CO-LIVING Y DE LAS RESIDENCIAS DE ESTUDIANTES

Por lo tanto, es necesario optimizar los costes del co-living y de las residencias de estudiantes para crear un negocio que sea sostenible en un panorama en el que los costes pueden ser elevados: a través de un modelo basado en suscripciones, estas empresas tienen que cubrir al menos los costes de alquiler de las instalaciones, de funcionamiento y de mantenimiento (desde los servicios de limpieza hasta la renovación del mobiliario). Desarrollar otras estrategias de venta más allá de la clásica suscripción es, sin embargo, la clave para aumentar la rentabilidad de la empresa. Para imaginar nuevas soluciones, primero hay que entender bien qué necesidades satisface el co-living.

A QUÉ NECESIDADES RESPONDE EL CO-LIVING

El co-living debe responder a un estilo de vida dinámico, smart por definición, con todas las características de compra propias de la economía colaborativa: abonos con facilidad de suscripción y rescisión, acceso a servicios individuales cuando el usuario lo considere necesario, interacción a través de smartphone. Los que eligen un co-living también eligen todos los servicios incluidos, para no tener que preocuparse de la limpieza de sus espacios, de la conexión y la gestión de los servicios (¡Internet siempre está incluido!), y de toda la burocracia relacionada con la vivienda. Quienes eligen un co-living suelen centrarse en actividades demandantes, como el estudio o el trabajo, y quieren minimizar las interrupciones debidas a la vida cotidiana.
Además, como ya se ha mencionado, la vida en comunidad es un factor que no debe subestimarse: desde los estudiantes que quieren vivir plenamente la vida universitaria, hasta los profesionales que desean compartir sus experiencias con otras personas estimulantes y dinámicas.

  • Compartir recursos y espacios permite vivir mejor y en mejores zonas a precios más atractivos, el co-living no puede ignorar los dictados de la economía colaborativa
  • En el caso de las residencias de estudiantes, debe añadirse también la posibilidad de vivir dentro del entorno académico, los espacios de co-living deben apoyar la formación de una comunidad autónoma, facilitando la libertad de movimiento e interacción
  • Un co-living no es para siempre, es necesario brindar herramientas de pago y acceso para una generación que no opta por un estilo de vida sedentario y que no quiere estar atada a la propiedad o al alquiler a largo plazo de una vivienda
  • Especialmente en combinación con el co-working, el co-living apoya una vida dinámica, cosmopolita y smart, los huéspedes necesitan poder acceder a los recursos cuando los necesitan, poder reservarlos y conocer su disponibilidad en todo momento

MODELOS DE NEGOCIO E INGRESOS PARA LOS ESPACIOS DE CO-LIVING

Un co-living es típicamente una instalación para permanecer por periodos medianos o largos; por lo tanto, dicha instalación es más adecuada para la suscripción de un abono. También se prefiere la fórmula de la suscripción porque el huésped no compra sólo los espacios, sino también un conjunto de servicios incluidos. Hemos visto que esto está estrechamente relacionado con la razón por la que se prefiere el co-living a las soluciones tradicionales: quienes deciden vivir en una instalación de este tipo no tienen que preocuparse de nada más que de pagar su cuota mensual, todo lo demás está servido. Se necesitan herramientas que sean capaces de adaptarse a las diferentes ofertas que cada instalación individual desea ofrecer, para crear perfiles de suscripción que satisfagan a los diferentes huéspedes.
La digitalización es un componente clave para apoyar estos modelos de negocio, ser capaz de gestionar el acceso a las instalaciones y a las habitaciones individuales con herramientas inteligentes es decisivo para un negocio sostenible. Estas instalaciones deben ser capaces de acoger a nuevos huéspedes con facilidad, desocupar las habitaciones de los que se van sin problemas, y tener la seguridad de los espacios bajo control en todo momento. La virtualización de las llaves, es decir, la transformación de las llaves en credenciales virtuales, permite simplificar y acelerar todos estos procesos de forma segura. Las llaves virtuales funcionan según los permisos asignados, pueden actualizarse en tiempo real y permitir acceder a la compra de servicios adicionales. Desde la apertura de puertas (externas o de las habitaciones) hasta las interacciones más complejas con los servicios que ofrecen las instalaciones, todo puede hacerse con los smartphones más comunes.

GESTIÓN Y MANTENIMIENTO PARA LOS ESPACIOS DE CO-LIVING

Los espacios de co-living necesitan sistemas de gestión avanzados, y el control de acceso basado en la nube es uno de ellos. Basta con unos pocos ejemplos para entender que esta tecnología permite alcanzar el grado de eficiencia y de calidad que se necesitan para completar con éxito una serie de procesos clave.

SISTEMA DE ACCESO INTEGRADO

Cuando un nuevo usuario firma un contrato de suscripción de co-living, el sistema de control de acceso basado en la nube es capaz de generar una llave personal que se envía directamente al teléfono móvil del usuario (y/o se activa en una credencial asignada). A partir de ese momento, el nuevo huésped podrá acceder a sus habitaciones, a las zonas comunes o a cualquier otro servicio con un toque en su teléfono móvil, una interacción integrada con todos los sistemas de la instalación.

GESTIÓN DE LA SEGURIDAD DE LAS INSTALACIONES

Las llaves virtuales son personales y están sujetas a seguimiento; todas las entradas se registran, y el registro está siempre a disposición del gestor. Así, es posible garantizar la seguridad de las instalaciones a distancia y en tiempo real, incluso revocando la autorización de acceso con un simple clic.

GESTIÓN DINÁMICA DE LOS SERVICIOS

Con un sistema de control de acceso basado en la nube, la gestión del personal de servicio resulta fácil y las operaciones, rápidas. Los colaboradores reciben credenciales especiales para acceder al lugar donde se les necesita cuando sus servicios son requeridos. Ya no es necesario distribuir llaves o tokens físicos que se puedan perder o que deban bloquearse de alguna manera en caso de emergencia.

SE PREFIERE LA FÓRMULA DE LA SUSCRIPCIÓN PORQUE EL HUÉSPED NO COMPRA SÓLO LOS ESPACIOS, SINO TAMBIÉN UN CONJUNTO DE SERVICIOS INCLUIDOS

EL CO-LIVING Y LA VIRTUALIZACIÓN DEL CONTROL DE ACCESO

La elección del servicio de control de acceso adecuado es crucial para estas empresas, no sólo para garantizar la seguridad y la accesibilidad de los espacios, sino también para poder ofrecer un servicio competitivo, y para poder desarrollar nuevas líneas de negocio.

UN ECOSISTEMA DIGITAL

El control de acceso se encuentra en el centro de una vivienda, basta con pensar en la importancia que tienen las llaves de casa en la vida cotidiana. Las llaves virtualizadas multiplican su importancia porque multiplican sus funciones: además de ser el medio de acceso al hogar, son una herramienta de comunicación entre el usuario y la empresa. A través de su cuenta personal, el usuario puede acceder a otros recursos compartidos (desde un simple casillero hasta servicios como gimnasios o comedores). En torno al control de acceso basado en la nube, es posible crear un ecosistema digital que ofrezca al usuario una gran variedad de servicios, distribuidos en un área geográfica prácticamente infinita. Una empresa que ofrece servicios en todo el mundo (hostelería inteligente en diferentes ciudades) puede proporcionar al usuario una única identidad digital con la que interactuar y acceder a todos los espacios, esté donde esté.

EL FUTURO DEL CO-LIVING

En torno a un servicio de control de acceso sólido y compatible, es posible construir una oferta articulada que permita a la empresa crecer y retener a sus usuarios. Utilizando la aplicación para acceder a sus habitaciones, los usuarios también pueden reservar otros recursos, interactuar con los espacios y comprar otros servicios. En definitiva, se crea todo un espacio virtual, gemelo al espacio real, donde los huéspedes pueden encontrar servicios y gestionar su vida cotidiana con facilidad.

LOS TIPOS MÁS COMUNES DE CO-LIVING

Las instalaciones de las que hemos hablado pueden tener las más diversas características, pero podemos identificar tres tipos principales de co-living.

LAS RESIDENCIAS DE ESTUDIANTES

Las residencias de estudiantes ya están establecidas y desempeñan un papel muy importante en la vida académica de millones de estudiantes de todo el mundo. Sin embargo, la creciente movilidad de los jóvenes por motivos de estudio está generando cada vez más demanda de alojamiento para este público. En consecuencia, están surgiendo nuevas residencias de estudiantes en todas las grandes ciudades universitarias, y las ya existentes se están renovando para acoger a las nuevas generaciones y mantenerse a la altura del mercado. En el sector inmobiliario, estas instalaciones se denominan PBSA (Purpose Built Student Accommodation), y muestran tendencias de crecimiento prácticamente en todo el mundo.

CO-LIVING Y CO-WORKING

Las instalaciones de co-working han revolucionado el concepto de espacio de trabajo: muchos profesionales las eligen ahora como sus lugares preferidos para desarrollar sus actividades, y muchas empresas han decidido trasladar parte de sus equipos a estos lugares. En estos entornos, el trabajo está rodeado de estímulos y oportunidades de intercambio, eventos de actualización, y momentos de relajación. Por ello, muchas personas se han acostumbrado a trabajar de forma smart, pudiendo incluso desplazarse de una ciudad a otra sabiendo que en cada una de ellas encontrarán su lugar de co-working favorito, con todos los servicios y espacios a su disposición. Para satisfacer las necesidades de estos jóvenes profesionales, están surgiendo instalaciones de co-living de vanguardia, que abaratan los costes de estancia en las zonas más concurridas y caras de las ciudades y, al mismo tiempo, ofrecen flexibilidad a quienes prefieren periodos de estancia limitados que pueden durar incluso meses o años.

CO-LIVING INTERNACIONALES

El mercado inmobiliario internacional presta cada vez más atención a la tendencia del co-living, y ya hay empresas que ofrecen espacios para vivir smart en varias capitales del mundo bajo la misma marca. Una única oferta, una única suscripción, para poder acceder a espacios de co-living situados alrededor de los centros neurálgicos de la economía mundial. Estas empresas responden a la necesidad de los profesionales de la era digital, siempre en movimiento, para quienes la oferta hotelera no es suficiente, porque es demasiado fría y precaria. La tecnología es el factor facilitador en estos casos: un único sistema que gestiona a los clientes de todo el mundo, y garantiza el acceso a los espacios y servicios comprados. Para las empresas que prestan sus servicios en diferentes ciudades, así como en diferentes países o continentes, las soluciones en la nube son un componente tecnológico clave para la competitividad y la sostenibilidad del negocio.

LA ELECCIÓN DEL SERVICIO DE CONTROL DE ACCESO ADECUADO ES CRUCIAL PARA GARANTIZAR LA SEGURIDAD Y LA ACCESIBILIDAD, PERO PRINCIPALMENTE PARA PODER OFRECER SERVICIOS SIEMPRE COMPETITIVOS

EL CONTROL DE ACCESO BASADO EN LA NUBE PARA RESIDENCIAS DE ESTUDIANTES Y CO-LIVING

Sofia Locks diseña y desarrolla el sistema de control de acceso pensado para las empresas: ya prestamos servicio a empresas de todo el mundo con soluciones plug&play o instalaciones personalizadas. Luckey es nuestro producto diseñado para las empresas que quieren acelerar los tiempos de gestión de los espacios, del personal y de los clientes, aumentando al mismo tiempo la seguridad. Los sistemas de Sofia Locks se adaptan a cualquier instalación y apoyan los modelos de negocio preferidos por la empresa. Gracias a la tecnología basada en la nube y a las cerraduras inteligentes, se pueden asegurar instalaciones enteras sin necesidad de realizar complejas obras de albañilería ni trabajos en las puertas. Un único sistema también puede gestionar espacios ubicados en diferentes ciudades o países, escalando con el tamaño de la empresa: el mismo sistema de control de acceso puede servir para ubicaciones en todo el mundo y ofrecer a los huéspedes la misma experiencia de acceso con una sola cuenta.

  • Instalación sencilla: control de acceso en línea sin necesidad de tender un solo cable
  • Sin límites: un único sistema puede gestionar un número ilimitado de instalaciones en cualquier parte del mundo
  • Flexibilidad para las empresas: un sistema diseñado para adaptarse a las necesidades de la empresa y desarrollar el negocio

Descarga la guía sobre co-living

El sector inmobiliario está experimentando una gran transformación; las necesidades cambiantes de los clientes, que se decantan cada vez más por las ofertas “as-a-service”, flexibles y “mobile-first”, combinadas con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías, han llevado a los operadores inmobiliarios a replantearse su forma de presentarse en el mercado.