Saltar al contenido
Home » PropTech Updates – Innovación en gestión de acceso inmobiliario » Control de Acceso » ¿Cómo puede reaccionar el sector inmobiliario ante la pandemia de Covid-19? Del coworking a los espacios flexibles

¿Cómo puede reaccionar el sector inmobiliario ante la pandemia de Covid-19? Del coworking a los espacios flexibles

El distanciamiento social y el continuo periodo de bloqueo han tenido un impacto negativo no sólo en la vida y la situación laboral de los ciudadanos, sino también en la mayoría de los negocios, con muchas empresas enfrentándose a un futuro cada vez más incierto. Para hacer frente a la epidemia y cumplir las estrictas normas de seguridad, cada vez más realidades adoptan modelos flexibles, remodelan los espacios, modifican la producción y el suministro y casi todos los aspectos de la propia empresa. La revolución del trabajo inteligente ha cambiado el proceso de producción de muchas empresas, no sólo en términos de espacio, sino también de necesidades de los empleados. Muchos analistas prevén que aumentará el número de realidades que decidirán renunciar a los contratos de larga duración. Muchas personas seguirán trabajando a distancia, porque se considera más seguro y porque la situación ha obligado a todos a reconocer que es posible.

LA PALABRA CLAVE SE CONVIERTE EN FLEXIBILIDAD, LAS EMPRESAS TENDRÁN QUE CONFIAR EN QUIENES PUEDAN PROPORCIONARLA

La flexibilidad es la palabra clave

Esta situación supone un reto no sólo para las empresas que prestan servicios de coworking, sino para todo el sector inmobiliario, que corre el riesgo de sufrir una violenta contracción del mercado. En este contexto, el coworking, y otros modelos pioneros similares, desempeñan un papel fundamental, ya que se consideran los precursores en ofrecer soluciones de éxito para todo el sector. La palabra clave es la flexibilidad, las empresas tendrán que confiar en quienes puedan proporcionarla. A lo largo de la última década, muchas realidades nos han enseñado que la flexibilidad se consigue gracias a dos factores principales: un negocio inteligente y la adopción de soluciones tecnológicas. Por ello, el coworking juega un papel fundamental, ya que ha dado lugar a nuevos modelos de negocio y ha flexibilizado la oferta gracias a las tecnologías de última generación y a los servicios basados en la nube. En estas realidades, el concepto de espacio ya se ha reinventado, remodelado y diseñado para responder a la rápida evolución de la demanda de trabajo moderna. La era del coworking no terminará con la pandemia, porque estas estructuras tienen una función esencial hoy en día: responden a la necesidad de flexibilidad y promueven la cooperación y la colaboración. Las empresas con escasez de puestos de trabajo o con condiciones inciertas harán uso de estos espacios y se beneficiarán de los contratos a medio plazo. Los propietarios e inquilinos con visión de futuro ya están planificando ofertas que respondan a estas necesidades, por ejemplo, espacios inteligentes que puedan gestionarse con respecto al distanciamiento social o diferentes configuraciones que puedan cambiarse según los tipos de contrato.

El coworking es la clave para reaccionar al cambio

El coworking es, por tanto, la clave para reaccionar ante el cambio que estamos viviendo; cuenta con modelos avanzados y modernos y permite a las empresas liberarse de los gravosos costes del espacio en propiedad. Estas estructuras híbridas están reinventando e innovando el concepto de espacio mediante el uso de sistemas inteligentesComo el control de acceso nativo en la nube, que permite acceder a los espacios y recursos a través del smartphone, eliminando así la necesidad de recepción física: el acceso puede gestionarse a distancia y en tiempo real.Estas tendencias emergentes relacionadas con el uso de espacios virtuales pasarán a formar parte de nuestra “nueva normalidad”, pero, al mismo tiempo, muchas de las tendencias que existían antes de Covid-19 se reafirmarán y seguirán dando forma a la industria inmobiliaria. Todo esto llevará, por supuesto, a un aumento del gasto, de los gastos de capital y de la inversión en soluciones tecnológicas. Las empresas se verán favorecidas por los programas de crédito desarrollados para paliar la congelación de los mercados crediticios y disponer de fondos. Acciones que se implementan para reducir el daño económico y que, aunque no puedan inmunizar a la economía real, ayudarán a equilibrar la situación. El sector inmobiliario debe estar preparado para responder con ofertas asequibles y modelos flexibles, que permitan al mercado alcanzar una condición favorable y cómoda.

LA TECNOLOGÍA ES UN FACTOR CLAVE TANTO PARA LA SEGURIDAD COMO PARA LA SOSTENIBILIDAD DEL NEGOCIO

Perspectivas de futuro y nuestras soluciones

Según JLL, a medio y largo plazo, la demanda de espacios flexibles seguirá siendo una característica importante, se multiplicarán los espacios de trabajo de colaboración, aumentará la demanda de espacios preconfigurados y se ampliará la necesidad de ofertas ágiles. La oficina física siempre será un elemento crucial, ya que facilita las interacciones, promueve la cooperación y mejora la salud y la productividad de los empleados. Lo que va a cambiar es que estas soluciones tendrán que responder a las necesidades de seguridad y tendrán que dar soporte a las empresas desde un punto de vista contractual. La tecnología es un factor clave tanto para la seguridad como para la sostenibilidad del negocio. En Sofia Locks llevamos años diseñando soluciones de gestión de espacios seguros con nuestros socios y clientes. Nuestras soluciones de control de acceso nativas de la nube están construidas con flexibilidad y esto nos ha permitido trabajar con las empresas más avanzadas del sector del coworking (y todas aquellas empresas que miran al futuro de las operaciones empresariales). Hoy en día contamos con un equipo especializado para satisfacer las necesidades de seguridad, flexibilidad y rápido crecimiento del negocio. Si está pensando en remodelar su empresa para responder a la crisis, estamos dispuestos a ponernos en contacto con usted y compartir nuestra experiencia.