Saltar al contenido
Home » PropTech Updates – Innovación en gestión de acceso inmobiliario » Noticias y eventos » EL IMPACTO DE LOS CRITERIOS ESG EN EL MERCADO INMOBILIARIO ITALIANO

EL IMPACTO DE LOS CRITERIOS ESG EN EL MERCADO INMOBILIARIO ITALIANO

Los criterios ESG (medioambientales, sociales y de gobernanza) en el sector inmobiliario italiano son cada vez más relevantes en las prácticas empresariales y de inversión. La sostenibilidad, que implica varios aspectos como se explica en el acrónimo: medioambiental, social y de gobernanza, se está convirtiendo en un elemento crucial en las decisiones de inversión y gestión inmobiliaria. Las Sociedades de Gestión de Activos (SGR) están adoptando soluciones organizativas innovadoras, como comités especializados y la integración de estos factores en el Marco de Gestión de Riesgos. En consonancia con esta evolución, un reciente informe de JLL indica que la demanda de ocupantes seguirá siendo persistente en 2024, con especial énfasis en los criterios ESG.

ESG en el sector inmobiliario en Italia

Los criterios ESG proporcionan una evaluación de la sostenibilidad de las empresas o inversiones inmobiliarias, teniendo en cuenta aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza. Se centran en el impacto de las actividades empresariales en el medio ambiente, los efectos sociales en las comunidades y las condiciones laborales, y la estructura de gobierno de las empresas. El cumplimiento de estos factores ya no es una opción, sino un requisito absoluto.

El último informe de CBRE sobre las perspectivas de las inversiones en Europa en 2024 revela que el 80% de los inversores italianos afirman haber aplicado estrategias de sostenibilidad para cumplir estos criterios. Un ejemplo son los edificios ecológicos “modernizados”, que resultan más atractivos para los ocupantes: más del 60% afirma haber adquirido o desarrollado este tipo de inmuebles. En este contexto, están cobrando importancia tendencias emergentes como la bioarquitectura. Las estructuras fabricadas con materiales ecológicos, junto con la optimización de los recursos, desempeñan un papel decisivo en la orientación del mercado hacia opciones más verdes y éticas; sin descuidar el bienestar de las personas, que se traduce en entornos más saludables. La perspectiva de los edificios ecosostenibles se convierte no sólo en una elección responsable, sino también en una inversión en la mejora general de la calidad de vida y la experiencia vital. En Italia, los edificios con certificación LEED (Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental) son cada vez más populares, lo que refleja el creciente interés. Teniendo en cuenta que el sector de la construcción es responsable del 40% del consumo mundial de energía, un enfoque basado en ESG emerge como un elemento esencial en esta nueva era, ayudando a dar forma a un futuro más sostenible para el sector inmobiliario italiano.

Caso práctico: COIMA

Como parte de su compromiso con la transición energética, COIMA anunció una inversión de más de tres mil millones de euros para el trienio 2024-2026. El Fondo de Impacto de COIMA, el primer fondo de inversión cerrado italiano con objetivos de impacto ESG medibles, aspira a alcanzar los 1.000 millones de euros de financiación a finales de año. La junta de accionistas aprobó una ampliación de capital de 1.000 a 2.000 millones, con el objetivo de elevar el impacto económico a 10.000 millones.

Manfredi Catella, de COIMA, subraya la importancia de la cohesión entre los distintos agentes para alcanzar los objetivos de la transición energética, social y tecnológica. COIMA se centra en inversiones dedicadas a la regeneración urbana y la reutilización de edificios, estableciendo a Italia como mercado estratégico para el desarrollo sostenible en todo el mundo.

Un ejemplo concreto es el proyecto de regeneración urbana del Scalo di Porta Romana de Milán. Este proyecto de reurbanización pretende transformar una zona en desuso en un nuevo hito sostenible, con la Villa Olímpica de los Juegos de Invierno de 2026 que se transformará posteriormente en la mayor residencia de estudiantes de Viviendas Sociales de Italia.

En conclusión, el enfoque ESG está cada vez más integrado en el sector inmobiliario italiano, con iniciativas como las de COIMA que ponen de relieve el potencial de impacto positivo en el desarrollo urbano sostenible y la transición energética.

Proptech y sostenibilidad en el sector inmobiliario

La integración de tecnologías innovadoras en el sector inmobiliario, conocidas como Proptech, está desempeñando un papel clave en el avance de las prácticas ESG. Las tecnologías innovadoras de control de accesos, por ejemplo, ofrecen datos valiosos que pueden mejorar considerablemente la gestión de la propiedad. Al digitalizar los procesos, estas tecnologías permiten recopilar y analizar mejor los datos, lo que contribuye a optimizar el uso de los recursos y reducir el consumo de energía.

Otro aspecto importante es la reducción de la huella de carbono. Las soluciones Proptech, a través de la virtualización del hardware, ayudan a disminuir el uso de dispositivos físicos y la dependencia del plástico. Esto no sólo reduce el consumo de recursos, sino también el impacto ambiental relacionado con la producción y eliminación de dispositivos de hardware.

Además, la adopción del software como servicio (SaaS) y otros modelos basados en servicios fomenta las asociaciones a largo plazo con proveedores comprometidos con la sostenibilidad. Estos modelos empresariales hacen hincapié en la importancia de la colaboración constante y la mejora continua, al ritmo de los avances tecnológicos y las crecientes exigencias de sostenibilidad.

En general, las tecnologías Proptech son herramientas esenciales para los gestores inmobiliarios que pretenden optimizar la gestión de sus propiedades, reducir el impacto medioambiental y promover prácticas sostenibles a largo plazo en el sector inmobiliario.