Saltar al contenido
Home » PropTech Updates – Innovación en gestión de acceso inmobiliario » Noticias y eventos » De la digitalización a la experiencia inteligente: la tecnología como medio de aprendizaje

De la digitalización a la experiencia inteligente: la tecnología como medio de aprendizaje

Entrevista con Raffaele Tozzi Fontana, profesor de asignaturas de mecatrónica en el instituto ITI Pino Hensemberger.

La tecnología es cada vez más impactante, impregna todos los aspectos de nuestra vida cotidiana y transforma nuestra forma de trabajar, conectarnos y aprender. En las escuelas de hoy en día, la adopción y la integración efectiva son cada vez más cruciales para preparar a los estudiantes para los retos del siglo XXI.

De hecho, la tecnología tiene el potencial de revolucionar todo el sistema educativo, ofreciendo nuevas formas de aprender, fomentando la innovación y ampliando los horizontes de los estudiantes. Las aulas se han transformado en espacios digitales de aprendizaje, donde los alumnos pueden acceder a una amplia gama de recursos, herramientas interactivas y plataformas de colaboración, que fomentan el aprendizaje personalizado, la creatividad y la participación activa de los estudiantes. Además, la digitalización da a las mentes jóvenes acceso instantáneo a información y conocimientos de todo el mundo, preparándolas para un mercado en rápida evolución; la capacidad de investigar, analizar y sintetizar información, la colaboración virtual y la resolución de problemas se han vuelto indispensables para la vida y el trabajo en el mundo moderno.

Raffaele Tozzi Fontana, profesor titular de mecatrónica en el instituto ITI Pino Hensemberger, comparte con nosotros los apasionantes retos a los que se ha enfrentado y las interesantes oportunidades que ha aprovechado durante su formación.

Raffaele, ¿podría explicarnos qué enfoque ha adoptado para formar a sus alumnos?

¡Claro que sí! Nuestra escuela ofrece una amplia gama de competencias técnicas, que van desde la informática y la mecánica hasta la biología y las ciencias aplicadas. Nuestro objetivo es ofrecer a los estudiantes la oportunidad de formarse a nivel técnico en temas transversales, para que dispongan de una amplia gama de competencias comercializables.

Recientemente hemos inaugurado un nuevo laboratorio de robótica gracias a la colaboración con empresas locales, como EdiM , del grupo Bosch, que nos ha donado robots para apoyarnos en la programación. Aquí pudimos demostrar a los alumnos que la robótica sólo tiene sentido cuando se integra con otras tecnologías, como los sensores para la seguridad. También tuvimos la oportunidad de colaborar con diversas empresas: compañías de seguridad, como SICK, fabricantes líderes de componentes y dispositivos electrónicos y electromecánicos, como Finder, y empresas de domótica inteligente, como Sonoff. Esto nos permitió abrir un laboratorio de innovación para la gestión domótica, como luces, persianas, ventanas inteligentes e integración con inteligencia artificial. La colaboración con las empresas locales es esencial para garantizar una amplia gama de competencias técnicas y cultivar un enfoque práctico que facilite a los jóvenes estudiantes la elección de su futuro.

Al final de sus estudios, los alumnos tienen que hacer una importante elección; es importante que experimenten para comprender qué posibles carreras les esperan. Además, queremos que comprendan que el mundo evoluciona rápidamente y que la educación es un proceso continuo, que va mucho más allá del título de bachillerato. Para facilitar este proceso, en los últimos años hemos optado por un énfasis cada vez más práctico y aplicado.

¿Cómo se fomentan y materializan estas sinergias entre escuelas y empresas? ¿Qué estrategias adoptan las escuelas y las empresas para crear un vínculo eficaz y fructífero?

La sinergia establecida entre la escuela y las empresas es un proceso que implica una estrecha colaboración con distintas realidades de la zona. Su principal objetivo es ofrecer a nuestros estudiantes oportunidades de aprendizaje práctico y permitirles adquirir competencias en contextos de la vida real. Para crear esta sinergia, el primer paso fue establecer contactos y relaciones con las empresas locales. Entablamos diálogos con varias empresas del sector que mostraron interés en colaborar con nosotros y que eran de interés para nuestros estudiantes.

A través de los cursos de alternancia escuela-trabajo, nuestros alumnos tienen la oportunidad de realizar prácticas en estas realidades y trabajar directamente sobre el terreno, adquiriendo experiencia práctica y poniendo en práctica los conocimientos teóricos aprendidos en la escuela. Al final de estos periodos se nos suelen solicitar perfiles técnicos para posibles contrataciones, dando así a los estudiantes la oportunidad de trabajar a tiempo completo una vez finalizados sus estudios.

Esta sinergia entre escuela y empresa ofrece, por tanto, varias ventajas. En primer lugar, los estudiantes tienen la oportunidad de conocer de primera mano el mundo laboral y poner en práctica las competencias adquiridas durante sus estudios. Esto hace que el proceso de aprendizaje sea más concreto y hace hincapié en la aplicación práctica de los conocimientos teóricos. Además, la estrecha colaboración con las empresas ofrece a los estudiantes una perspectiva real de las exigencias del mercado laboral y de las competencias requeridas. Esto puede ayudarles a tomar decisiones más informadas sobre su futura trayectoria académica y profesional.

Por otro lado, las empresas implicadas se benefician de esta colaboración de varias maneras. Pueden observar directamente a los estudiantes en acción y evaluar sus aptitudes, lo que les permite identificar y contratar talentos prometedores. Además, participar en la formación de jóvenes talentos ayuda a crear una conexión más estrecha entre la institución educativa y el mundo empresarial, fomentando el intercambio de conocimientos y recursos.

Raffaele, ¿qué le llevó a optar por soluciones de control de la iluminación en su laboratorio?

El deseo de presentar nuevas soluciones tecnológicas a nuestros estudiantes nos llevó a evaluar este tipo de solución, queríamos poder gestionar la pasarela del laboratorio de forma inteligente y mostrar a los estudiantes cómo funciona, y decidimos recurrir a vosotros, Sofia parte de ISEO.

Desarrollamos un dispositivo para gestionar el acceso a los laboratorios, que instalamos a principios de curso. Pero no nos quedamos sólo en el aspecto tecnológico, también incluimos una lección transversal sobre las distintas disciplinas, como mecánica, electricidad y gestión informática de la información.

El dispositivo de gestión de accesos se basa en tecnologías avanzadas como el reconocimiento biométrico, las credenciales virtuales y el uso de credenciales inteligentes. Los estudiantes y el personal autorizados pueden registrarse en el sistema y obtener una tarjeta de identificación o registrar sus huellas dactilares para acceder al laboratorio de forma segura.

Esta solución ha aportado varias ventajas a nuestra escuela: en primer lugar, ha simplificado enormemente el proceso de acceso al laboratorio, eliminando la necesidad de procedimientos manuales que consumen mucho tiempo y recursos, y también ha hecho que la experiencia de los estudiantes sea más moderna y atractiva. Además, nos ha permitido seguir explorando nuevas soluciones tecnológicas y ofrecer un entorno de aprendizaje de vanguardia que prepara a los estudiantes para los retos del mundo moderno.

En la foto Raffaele Tozzi Fontana, profesor de la asignatura de mecatrónica en el instituto ITI Pino Hensemberger.

Traducción automática

El contenido de esta página ha sido traducido automáticamente y puede contener errores o imprecisiones. Si desea más información sobre nuestras soluciones, póngase en contacto con nuestro equipo de ventas de su país aquí.