Saltar al contenido
Home » PropTech Updates – Innovación en gestión de acceso inmobiliario » PropTech » María Montis, de Loom Spaces: Fomentando la Comunidad y la Excelencia en los Espacios de Coworking

María Montis, de Loom Spaces: Fomentando la Comunidad y la Excelencia en los Espacios de Coworking

En una entrevista exclusiva con María Montis, Directora de Operaciones de Loom, uno de los principales proveedores de espacios de coworking en España, exploramos la historia y la visión de esta empresa perteneciente a Merlin Properties. Desde su experiencia personal hasta los desafíos y enfoques estratégicos de Loom para fomentar la comunidad e innovación en sus espacios, María Montis comparte información valiosa sobre cómo se ha desarrollado su rol y cómo desde su empresa se han adaptado a las necesidades cambiantes del sector.

¿Cuál ha sido el crecimiento de Loom desde su fundación y cuáles son los planes futuros de expansión?

Loom comenzó su andadura en la Real Fábrica de Tapices de Madrid en 2016. De hecho, el nombre de la empresa proviene de la palabra inglesa “Loom” – telar. Desde mi incorporación en 2017, cuando aún era una empresa emergente, hasta la adquisición completa por parte de Merlin Properties en 2019, Loom ha experimentado un crecimiento significativo. Actualmente, tenemos 8 espacios en Madrid y 4 en Barcelona, pero nuestro objetivo es seguir ampliando nuestra presencia. Estamos trabajando para abrir un nuevo buque insignia en Madrid en 2024 , con más de 4000 m², que será el espacio más grande hasta la fecha. También estamos explorando la expansión a otras ciudades de España y Portugal.

¿Cuál es la parte más gratificante de tu trabajo en Loom?

Sin duda, el fuerte enfoque que ponemos en las personas. Como Directora de Operaciones, soy responsable de todas las operaciones de los 12 espacios de Loom. Esto me brinda la oportunidad de interactuar con todo tipo de personas, desde mi propio equipo hasta los usuarios diarios. Contamos con un increíble equipo interno y de hosts que está más que preparado para resolver cualquier tipo de dudas, inquietudes e incidencias que los usuarios puedan tener, con infinita dedicación y orientación al cliente. La importancia que Loom pone en la satisfacción del usuario es muy alta, por lo que buscar soluciones de manera efectiva y poder ser el vínculo central que distribuye las responsabilidades de cara a nuestro cliente, es una de las cosas que más valoro de mi posición.

Adicionalmente, la transversalidad de la posición de Directora de Operaciones es algo que valoro mucho. No hay dos días iguales y me permite interactuar con todos los departamentos de LOOM y de nuestra matriz MERLIN PROPERTIES.

¿Cómo fomentáis la comunidad en Loom y qué actividades organizáis para los usuarios?

Desde los inicios de Loom, hemos puesto un gran enfoque en cuidar la comunidad de usuarios y es parte de nuestro sello de identidad. Organizamos actividades tanto a nivel interno, para que los usuarios se conozcan entre sí y compartan experiencias; como a nivel multi espacio, para fomentar el networking entre empresas y directivos. Uno de los eventos destacados son los desayunos mensuales de comunidad, donde los asistentes pueden interactuar, compartir ideas y conocer a los nuevos usuarios de cada Espacio LOOM. Estas actividades no solo ayudan a fortalecer los vínculos entre los miembros de la comunidad, sino que también promueven la colaboración y la generación de oportunidades de negocio.

¿Cuál es el papel que la tecnología juega en vuestros espacios y de qué forma os habéis ido adaptando a las necesidades cambiantes de la industria?

La tecnología desempeña un papel fundamental en nuestros espacios de coworking. Es un requisito básico para nuestros clientes, quienes esperan contar con la última tecnología y una conectividad de alta calidad. Nos esforzamos por ofrecer redes wifi rápidas y servicios adicionales, como la posibilidad de contratar redes privadas según las necesidades de los usuarios.

En cuanto a la adaptación, es algo constante en nuestro negocio. Intentamos mantenernos al tanto de las tendencias y necesidades del mercado, ya que nuestros clientes son cada vez más exigentes y conocedores del entorno. Por ello, hemos introducido productos flexibles, como bonos por horas, y hemos sido pioneros en la venta de servicios de coworking a través del comercio electrónico ya desde el 2021.

Además, buscamos la mejora constante de la experiencia del cliente, no solo proporcionando café y bebidas gratuitas, sino también ofreciendo servicios adicionales como fruta de calidad y mandando encuestas recurrentes de satisfacción para una mejora continua. Nos esforzamos por hacer que trabajar desde nuestros espacios sea aun más agradable si cabe que hacerlo desde casa, convirtiéndonos en un socio estratégico para las empresas que desean combatir el teletrabajo y el absentismo.

Y, por último, ¿Hacia dónde crees que va el sector Flex?

Personalmente creo que el sector Flex seguirá experimentando un crecimiento y una consolidación significativos. Las consultoras que se dedican a hacer este tipo de estudios dicen que podría representar alrededor de hasta el 30% en el 2030 del mercado de oficinas en el futuro. Humildemente, creo que es difícil aventurarse a una cifra concreta, pero desde nuestra  perspectiva, sí estamos convencidos de que este modelo se volverá cada vez más atractivo para corporaciones y startups, ya que ofrece la flexibilidad necesaria para adaptarse rápidamente al desarrollo del negocio.

Aun así, dudo que reemplace por completo a la oficina tradicional. Creo firmemente en la importancia de contar con un espacio físico concreto donde los empleados puedan reunirse, interactuar y construir relaciones laborales sólidas. Aunque el teletrabajo ha ganado relevancia en los últimos tiempos, considero que las empresas seguirán buscando opciones que brinden a los empleados espacios de trabajo profesionales y cercanos a sus hogares. Y de esta forma, creemos que el modelo Flex seguirá siendo una opción atractiva para empresas de diversos tamaños, ofreciendo la flexibilidad y la calidad necesarias para adaptarse a las necesidades cambiantes del mundo laboral.