Saltar al contenido
Home » PropTech Updates – Innovación en gestión de acceso inmobiliario » Noticias y eventos » Profundizando en el sector del Senior Living: una entrevista a Eduardo Díaz de Emera

Profundizando en el sector del Senior Living: una entrevista a Eduardo Díaz de Emera

Eduardo Díaz es el Business Development Manager en Emera, una entidad dedicada a la gestión de residencias de mayores. Como responsable de desarrollo de negocio, su labor principal es identificar oportunidades para la apertura de nuevas residencias Emera.

¿Cómo ha sido el crecimiento de Emera?

Emera surge en Francia, en 1987. Ahora operamos en distintos países como Luxemburgo, Bélgica, Suiza, España e Irlanda. En la actualidad tenemos aproximadamente 80 residencias en todos los países, y contamos con más de 9.400 camas.

En España comenzamos en 2017 de la mano de un equipo directivo con dilatada experiencia. En 2019 abrimos la primera residencia Emera en nuestro país. En estos cinco años hemos logrado crear una plataforma de 17 residencias operativas. Pero más allá del volumen o de la velocidad de crecimiento, lo que más destacaría de estos años, es el esfuerzo realizado por prestar un servicio diferenciador y de alta calidad asistencial que tiene lugar en residencias muy cuidadas desde el punto de vista de diseño y decoración, aproximándose a un concepto hotelero. Todo esto ha hecho que ahora nos beneficiemos de un alto reconocimiento dentro del sector sociosanitario.

¿Cuál es la situación actual del envejecimiento y cómo afecta esto al sector del Senior Living en España?

España es uno de los países más envejecidos del mundo, ocupando los primeros puestos en el ranking mundial. La tendencia es que el país continúe envejeciendo. En 2022 había 9,7 millones de personas de más de 65 años y se estima que para el 2030 sean 11,7 millones. Esto supone un incremento del 22% en solo 8 años. Estos datos demográficos tienen un impacto directo sobre el sector del Senior Living en nuestro país.

El stock actual es insuficiente para cubrir la demanda, estando la ratio de cobertura por debajo del mínimo aceptado en el sector. Adicionalmente, hay que tener en cuenta que gran parte del stock está anticuado y no cumple con los estándares del mercado actual ni con la regulación exigida para centros de nueva construcción. Las tendencias demográficas de envejecimiento poblacional no harán más que acentuar el desequilibrio entre oferta y demanda.

Desde los últimos 8 años, el sector del Senior Living en España ha atraído un gran interés inversor que ha permitido impulsar el desarrollo de nuevas residencias y progresivamente consolidar un mercado muy fragmentado con un gran número de pequeños operadores. En los próximos años veremos una continuación de este proceso de atracción de la inversión y consolidación del mercado.

Esperamos que los primeros meses de 2024 sean una continuación de la situación de “parálisis” de inversión que se vivió durante 2023, motivada por la subida de los tipos de interés. Este hecho dificulta la ejecución de nuevos proyectos, pero al mismo tiempo genera una oportunidad al incrementar el desequilibrio entre oferta y demanda, aumentando así las ocupaciones en aquellas residencias en funcionamiento. Por este motivo, los proyectos que actualmente tenemos en marcha, bien en construcción o en fase de tramitación de licencias, deberán beneficiarse en su apertura de este desequilibrio.

Teniendo en cuenta este escenario, ¿cuál está siendo vuestro elemento diferenciador?

En el sector puede parecer difícil diferenciarse y se suele caer en la estandarización. Es en la calidad del servicio donde nosotros queremos hacer un esfuerzo importante por diferenciarnos. El residente y las familias deben percibir esta calidad del servicio y transmitirse por el boca a boca.

Emera es una empresa dedicada al cuidado de personas mayores, por lo que aportar bienestar a la sociedad es la razón de nuestra actividad. Somos un referente en España en la aplicación de iniciativas sociosanitarias que ayudan al bienestar de nuestros residentes.

Estamos a la cabeza en la implantación de un modelo libre de sujeciones, actualmente tenemos trece centros certificados por CEOMA y durante 2024 esperamos certificar el resto. Además, somos pioneros en España en la implantación del concepto de “centros amigables con las personas con demencia”, con tres centros ya certificados.

Partiendo de los requerimientos regulatorios, hemos elaborado procesos y protocolos bien definidos que son monitorizados y revisados periódicamente para garantizar la prestación de un servicio de calidad y, sobre todo, el buen gobierno de las residencias y del grupo en su conjunto.

¿Qué soluciones tecnológicas usáis y qué función cumplen respecto a la seguridad y atención a vuestros residentes en España?

La tecnología nos ayuda a prestar un servicio de mayor calidad en nuestras residencias. En cuanto a la seguridad, un elemento indispensable en nuestras residencias son las cámaras de videovigilancia en zonas comunes y pasillos.

Adicionalmente, muchas de ellas cuentan con un sistema de reconocimiento facial en el acceso principal de la residencia. Mediante este sistema, nuestros residentes pueden deambular con libertad por todo el centro, pero si su capacidad de orientación está alterada y salir al exterior fuera un riesgo para ellos, estas cámaras nos avisan para que no salga sin acompañante.

También nuestras Unidades de Cuidados Especiales, dirigidas a personas con determinadas patologías, disponen de tecnología que permite a los residentes vivir autónomamente y deambulen libremente por estas unidades. Por ejemplo, se les hace invisibles las puertas de salida (para evitar la ansiedad por buscar la salida), se controla con sonómetro y luxómetro el ruido y la luz evitando con ello trastornos de conducta, los espejos con iluminación especial facilitan su orientación, cocinas terapéuticas, camas ultrabajas y otros elementos de estimulación sensorial.

Además, se realizan actividades para la canalización de emociones con terapias con robot, como el gato robot, salas snoezelen, etc. También se utiliza la tecnología para el entretenimiento y ocio: gafas 3D, tablets que también son usadas para video llamadas con la familia, etc.

La tecnología también nos ayuda a tener un mejor control de las historias clínicas de los residentes y su seguimiento, a través del programa informático, mejorando el plan de atención individualizado de la persona residente.

Otro ejemplo de la tecnología aplicada a la seguridad son las pulseras de geolocalización para determinados residentes que iremos implantando a lo largo de 2024. Estas pulseras nos permitirán conocer su ubicación cuando salgan solos del centro, controlar sus constantes vitales, saber si ha sufrido una caída, etc.

¿Qué proyectos o planes futuros tenéis en Emera?

Nuestro objetivo ahora es continuar creciendo en base a un plan de expansión definido, centrado en determinadas ciudades en las que sentimos que debemos estar presentes por su bajo nivel de cobertura como pueden ser Valencia, Alicante, Castellón, Sevilla, Málaga o Madrid, entre otras.

En enero 2024 se han iniciado las obras de una nueva residencia en Madrid y esperamos poder comenzar las obras en otras dos residencias a lo largo del 2024.